Símbolos Departamentales

Escudo 

Este escudo se caracteriza por la abstracción con la que fue generado. Pretende transmitir la esencia del departamento con la mínima expresión a partir de formas simples y colores plenos.

Los colores verde, azul y amarillo representan los tres componentes espaciales de Canelones: la tierra, el agua y el cielo. Los mismos sectorizan el escudo en tres áreas bien diferenciadas. En cada una de ellas se observa un símbolo sintetizando tres aspectos fundamentales de la identidad del departamento:

Sol - Representa la luz que en distintos momentos históricos iluminó el camino dando fuerzas y esperanzas para luchar por un mejor porvenir. También la valentía y audacia que llevaron a los criollos, en busca de libertad, a sobreponerse a la supremacía bélica de los españoles en la Batalla de Las Piedras, al igual que el valor y la moral del Primer Gobierno Artiguista basado en promover los derechos humanos, la tranquilidad pública y la seguridad social. Simboliza el esfuerzo y el compromiso con el cual se continúa trabajando para superarse día a día.

Mar- Es uno de los máximos exponentes de la riqueza natural del departamento de Canelones, transformándolo en un gran atractivo turístico del país. Constituye una fuente muy importante de ingresos para la economía tanto departamental como nacional.

Trigo - Es el símbolo del trabajo agrícola-ganadero que se desarrolla en Canelones ya que su producción se remonta a los orígenes agrícolas del departamento. Se destaca esta actividad debido a que Canelones es el principal proveedor de alimentos para todo el país. El trigo se presenta como un ícono del esfuerzo, del trabajo constante y de la productividad.

 

Bandera 

Su diseño consiste en diecinueve franjas azules y blancas en alusión al Primer Pabellón Patrio, cruzadas por una franja color punzó desde la esquina superior izquierda a la esquina inferior, del ancho de 1/3 de altura de la Bandera, que por la forma y ubicación evoca la Bandera de Artigas; se resume en esos elementos dos de los principales hitos históricos, y con ellos la presencia de los habitantes de Canelones y por extensión de todo el Uruguay a través de la Convención de 1828 que dió origen a la Bandera Nacional, y a la Revolución Artiguista en general.

 

Himno a Canelones

Canelones, obrero fecundo
tú señalas un rumbo triunfal
levantando en la diestra ante el mundo
cual bandera de oro un trigal
cual bandera de oro un trigal.

Canelones, mirad tus espigas
ondulando como un pabellón
de la gloria les llega de Artigas
el milagro de su bendición.

Porque marchas por su derrotero
porque has sido como el precursor
en los tiempos heroicos, guerrero
y en los días de paz labrador,
labrador,
labrador.

Canelones, obrero fecundo
tú señalas un rumbo triunfal
levantando en la diestra ante el mundo
cual bandera de oro un trigal
cual bandera de oro un trigal.

Muchos hijos escriben tu historia
de progreso en la zona rural
mientras otros te llenan de gloria
en la zona del campo mental.

Canelones, pueblo extraordinario
bien mereces un puesto de honor
porque diste el laurel legendario
por la palma del buen sembrador,
buen sembrador,
buen sembrador.

Letra: Eudoro Melo (1930)
Música: Bernardo Irigaray

 

Audio: